miércoles, 16 de septiembre de 2009

Escuchad esta emocionante y gloriosa música (digo, Música)

Compuesta por Alexander Vasilyevich Alexandrov, la música del actual himno ruso es una de las más potentes y gloriosas del mundo, pero la letra del mismo ha cambiado con el transcurso del tiempo como reflejo de los incontables avatares que ha experimentado aquel enorme país. De hecho, la letra ha sido cambiada radicalmente tres veces, aunque siempre tuvo un único autor: Sergei Mijalkov, quien falleció hace poco en medio de grandes honores.

Este gran oportunista y sobreviviente fue famosísimo en la época soviética. Sirvió lealmente al régimen comunista y a su aparato de propaganda, ocupó la presidencia de la Unión de Escritores de la URSS y acosó alegremente a disidentes de la talla de Borís Pasternak y Solzhenitzin.

Durante la II Guerra Mundial, Mijalkov fue corresponsal de guerra y en esa época compuso versos patrióticos que gustaron a Stalin. Fue entonces, en 1943, que le encomienda escribir el himno de la Unión Soviética, en el que le dedica frases muy bonitas al dictador: "El gran Lenin nuestro camino iluminó, Stalin nos educó en lealtad al pueblo, al trabajo y las hazañas nos inspiró". Pero con la condena al culto a la personalidad, después de la muerte de Stalin, hizo que el himno se ejecutara a partir de 1955 y hasta 1977 sin palabras, sólo la extraordianria música. Cuando se aprobó una nueva Constitución soviética, se adoptó otra variante del himno sin Stalin, pero con más Lenin que no sólo iluminaba el camino. Los versos pasaron a decir: "el partido de Lenin es fuerza del pueblo, que nos conduce al triunfo del comunismo". ¿El autor de esta nueva versión? Sí, Sergei Mijailokov.

Tras caer la URSS, el himno desapareció (ora sí con todo y música) a causa de las ansias del borrachote Yeltsin de enterrar todo lo que oliera a URSS, pero la gente extrañaba la potencia y grandiosidad de la música del viejo himno, así que Putin -que no tiene escrúpulos en cuanto a eso de las nostalgias del pasado-, ordenó al principiar su mandato reataurar la música con una nueva letra que ensalzara a la Rusia independiente, sin rastros de Lenin y el comunismo ¿El autor de tan revolcionario cambio lírico? Sí, el camaleón Sergei Mijailov

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Maravillosa.

Saludos BRU-NO.

Rodrigo Santiago Juárez dijo...

Interesante la historia y muy buena la música. Saludos

Manuel Vargas dijo...

Cuanta risa me dan los himnos nacionales. Tanta nostalgia por un pasado mediocre exaltado, entonada en un presente insípido que no mira hacia adelante.

En su mayoría hablan de estúpidos nacionalismos que invocan con trompeta a la madre de todas las guerras, para defender lo que no se tiene.

Ah, pero qué chingón se siente escucharlos en estadios, mientras se eleva la respectiva bandera a lo más alto del asta. Qué bonito. Qué güeva.

Anónimo dijo...

Pedro Aguirre y Manuel Vargas son neoliberales morales.

Borrero dijo...

Independientemente de las exaltaciones patrioteras y propagandas políticas, sin duda ciertos autores sin importar ideologías, supieron darle el caracter a sus obras, y fueron más allá creando verdaderas obras de arte como este himno, no hay que olvidar que Bach tenía un fervor muy religioso y no impidió componer como ya sabemos, coincido que las mentes pobres lo invocan para defender lo que no se tiene, pero eliminando eso, vale la pena escucharlo.
Gracias por compartirlo.
Un Abrazo, Borrero

Anónimo dijo...

Neoliberales morales? No tiene nada que ver ni el neoliberalismo ni la moral. Lo que dices es vil invento.