lunes, 18 de mayo de 2009

A ver a que hora...


A ver a que hora empiezan a chillar y a desgarrarse las vestiduras los acomplejados hijos de la virgen de Guadalupe.

2 comentarios:

MAAG dijo...

Al parecer S.E. el embajador mexa en —nunca mejor dicho— la pérfida Albión ya saco las garras, digo, defendió el honor de esta nuestra raza de bronce (por cierto, para qué tanta pinche ciencia y bombo y platillo por lo del genoma mexicano, ¿qué parte no quedó clara de aquella, ojo, gema vasconceliana?).

Geraldina dijo...

Yo ya había tenido que explicar los inconvenientes del uso de sombrero en tumultos (metro, elevadores, taxis, etc...) Pero gracias a esta caricatura he podido aclararlo mejor y explicar aquí a los alemanes que ahora usamos sombreros más chicos y que los grandes son reservados para bodas y bautizos...

La Schweppes ya ha sido debidamente demandada por discriminarnos...ahhh!! Calderón sálvanos!