domingo, 12 de abril de 2009

El Buitre y la Niña: un chiste de pésimo gusto


Esta famosa foto dio la vuelta al mundo y en algunas almas piadosas suscito el comentario de "¿Cómo es posible que el fotógrafo no haya intervenido para ayudar?". Ante tantas críticas, el artista respondió: "Claro que intervine para ayudar: tras tomar la foto asfixié a la niña y así el pobre buitre no tuvo que esperar tanto tiempo".

2 comentarios:

cbr dijo...

El fotógrafo, Kevin Carter, se suicidó a los pocos meses de haber tomado esa fotografía:

http://www.flatrock.org.nz/topics/odds_and_oddities/ultimate_in_unfair.htm

Saludos.

El Oso Bruno dijo...

No sabía. Pos sí que está para suicidarse. Y yo de "chistosito"