domingo, 29 de marzo de 2009

Manual para votar en las próximas lecciones federales (y locales)


Si en las pasadas elecciones fuiste un indeciso que no supo por quien votar hasta llegar a la casilla o -de plano- no te tomaste la molestia de ir a la urna; si eres uno de esos ciudadanos harto de la pésima calidad de la clase política mexicana; si estás convencido de que ningún partido merece ya no digamos tu voto, sino que ni siquiera son dignos de tener el derecho a existir; si no perteneces al selecto grupo de vividores que subsisten a expensas de los partidos y/o de su clientelismo y tampoco eres de esos que sabe desde antes por quien votar, aunque sin siquiera saber el porqué, ni el cuando, ni el donde, ni el como, aquí van algunos consejos que pueden facilitarte la tarea para el próximo mes de julio:

1º) No debes elegir al candidato que marcha primero en las encuestas: esto podría traerte la mala conciencia de sentirse corresponsable de la gestión de dicho candidato; teniendo que rendir cuentas a tus semejantes por cada uno de desmanes y errores que cometa el gobierno.

2º) No debes votar al candidato que exhibe más propuestas: de lo contrario, tendrías que preocuparte por interiorizarte en cada una de ellas, debiendo posteriormente formar un juicio de valor. Además, correrías peligro de despertar su adormecida curiosidad por alguno de los "problemitas" que otros están viviendo

3º) Elija el candidato que mejor evada preguntas apelando a clichés y frases hechas: esto te permitiría contestar de modo similar cuando algún latoso de los que nunca faltan te pida las razones de sus preferencias políticas. Recuerda que los políticos salen fácilmente de cantidad de molestos cuestionamientos con frases como “México es más grande que sus problemas”, “La Solución Somos Todos”, “Arriba y Adelante”, “México es un país maravilloso” o “Primero los Pobres” ".

4º) Vota a quien veas en mas programas de tele: de ese modo, te ahorraras la tediosa tarea de buscar y leer las plataformas de los candidatos. Además siendo doctos en estética televisiva, rápidamente notaremos si el candidato es apto o no para tratar con el periodismo y enfrentar las cámaras; ya que gobernar de eso se trata...¿no?.

5º) Elija el candidato que mas pobres haya besado. Esta es una manera de reconocer el enorme esfuerzo que hacen. Si en este rubro llegara a presentarse una reñida paridad, inclínate entonces por el mas adinerado, ya que indudablemente fue quien debió hacer un mayor esfuerzo al allegarse a los mas pobres.


6º) No elijas un candidato con notoria rectitud moral: esto podría traernos dos problemas. Por un lado si resultara ser un corrupto mas nos dejaría una espantosa sensación de desilusión. Y se llegara a tener un comportamiento intachable nos veríamos obligados a dejar algunas prácticas muy afectas a nosotros: mordidas, evasiones, cohechos, etc.

Si con estas consignas aun no ha podido identificar su candidato, aquí va la regla de oro:


7º) Vota por el candidato que consideres menos adecuado: ya que siempre que gana al que elegimos por considerarlo el mejor, ¡ASÍ NOS VA!

2 comentarios:

Geraldina dijo...

jajaja lo tomaré en cuenta, qué hubiera pasado si los votantes hubieran aplicado la regla de oro en 2006? se hubieran invertido los resultados y Calderón sería el Presi legítimo? o hubiera ganado Calderón por un márgen más alto?

Pero lo mejor son las frasecitas marca teletón-Lucerito:
"México es más grande que sus problemas” Y “La Solución Somos Todos”

Tan huecas como los cerebros de quienes las pronuncian en serio, ewww!

Borrero dijo...

Muy agudo como siempre, me alegra saber que aún podemos disfrutar de este estupendo blog.

Saludos.
Borrero