lunes, 30 de junio de 2008

¿Es Descabellado estar Despeinado?


Borges decía que el aforismo es una vanidad comprimida: pretende ser profundo, epigramático y literario. Tanta soberbia sólo se disculpa si es acompañada por la ironía más fina. Esto viene cuento por que gracias a Jorge Hernández Tinajero descubrí tardíamente a Jerzy Lec, quizá el aforista más grande de la historia. Hice una breve (y costosa) selección de aforismos de este polaco genial


Para el Oso Bruno hice esta:


Los hombres nunca hacen el mal tan completa y tan alegremente como cuando lo hacen por convicción religiosa. Pascal.

Sólo los muertos ha visto el final de la guerra. Platón.

Si hay algo más allá, la muerte es una broma estúpida. Borges.

El término ‘cine experimental’ es como ‘agricultura orgánica’ o ‘democracia participativa’: si necesitamos el adjetivo es porque algo anda mal con el sustantivo. Nicholas Ray.

La civilización no suprime la barbarie, la perfecciona. Voltaire.

Nadie está libre de decir estupideces, lo malo es decirlas con énfasis. Montaigne.

La violencia es el miedo a los ideales de los demás. Gandhi.

La democracia, la escuela y el matrimonio se parecen: ninguno funciona pero aún no se nos ocurre nada para reemplazarlos. JCL.

¡Qué vergüenza, después de una honorable carrera de masoquista descubrir que me quiero mucho! Gesualdo Bufalino.

De cualquier modo, nuestro partido con la vida terminará cero a cero. GB.

Como todo feo, siempre he sido objeto de pasiones desinteresadas. GB.

La impaciencia de Dios por publicar el mundo no deja de asombrarme. Cosas así se dejan en la gaveta para siempre. GB.

El único consuelo en vísperas de ciertos duelos electorales entre dos candidatos es que al menos uno de los dos perderá. GB.

Una pasión es el resultado de dos malentendidos. GB.

Propagar calumnias con desinterés es indicio inobjetable de talento literario. GB.

Vivir de incógnito, como Dios. GB.

Recuerdo mal a las mujeres bellas: un rostro que deslumbra impide la observación tranquila. GB.

Un escritor no lee a sus colegas: los vigila. Jean Chapelan.

Lástima que el viaje al paraíso sea en una carroza fúnebre. Jerzy Lec.

En la guerra de las ideas la que muere es la gente. JL.

¿Puede hablarse de progreso cuando el caníbal usa tenedor? JL.

Cuando el chisme envejece se convierte en mito. JL. Consejo a escritores: a veces hay que parar de escribir. Incluso antes de empezar. SJL.

Ustedes no saben cuánto nos cuesta mantener a Gandhi en la pobreza. Lord Mounbatten.

El especialista es aquél que sabe cada vez más de un campo cada vez más pequeño, en marcha hacia ese límite último, donde lo sabrá todo de nada. Chesterton.

Ese hombre tiene todas las características del perro, excepto la lealtad. Sam Houston.

Churchill mataría a su madre para hacer con la piel un tambor para cantar sus propias alabanzas. Margot Asquith.

Ese señor ha cometido todos los crímenes que no requieren coraje. Disraelí.

Lord Derby siempre tenía, como un cojín, la impresión del último hombre que se había sentado sobre él. Lloyd George.

Ocasionalmente Stanley Baldwin tropieza con la verdad, pero rápidamente se levanta y sigue como si nada. Churchill.

De "miembras", tabaco y provocaciones "neoleninistas".


Este fin de semana tuve tres breves lecturas muy buenas que me atrevo a recomendar a los generosos lectores de este pseudo blog satírico. El primero tiene que ver con la puntada que se armó en España cuando la ministra de interior se le ocurrió utilizar el término "miembras". ¿Es el diccionario español machista? Una repuesta inteligente y puntual la dá la experta en lenguaje castellano Lucila Castro en su columna de La Nación.

El segundo es un repotrtaje del diario londinense The Independient sobre la pertinencia de las prohibiciones a fumar en lugares públicos. Ojalá algunos dipuatados que hay por ahí se dedicaran menos a la grilla y más a informarse bien de este tema.

El tercero es un estupendo ensayo de Cecilia Feijoo en respuesta a las geniales provocaciones dizque "neoleninistas" de Zizec. Leélo, Lord Herns, por favor.

sábado, 28 de junio de 2008

Titanes de la Sátira: Matt Groening

Definitivamente Matt Goening, creador de los ya inmortales Simpson, merece su sitio en el Panteón de los Titanes de la Sátira. Nacido en Portland, Oregón, Matt cuenta que de niño fue travieso e hiperactivo, amén de dibujante compulsivo que llenaba los pupitres y las biblias de monigotes. En la universidad participó en las protestas contra la guerra de Vietnam. Su primera incursión en el cómic profesional fue la tira Live in Hell, que el suplemento The Moon publicó durante varios años. Paralelamente, trabajó como lavaplatos, jardinero, dependiente en una tienda de discos, crítico de rock y hasta de chófer-biógrafo. También devoró cómics de Robert Crumb y música de Zappa y Dylan.
La oportunidad de su vida le vino de mano de James L. Brooks, productor del programa televisivo The Tracy Ullman show, quien le ofreció adaptar a la pequeña pantalla sus tiras cómicas. En vez de eso, Groening le ofreció a Brooks, director de La fuerza del cariño y Mejor imposible, una creación completamente nueva: una familia que, a través de pequeños sketches, diseccionaba la realidad estadounidense con un humor ácido y preciso. Con el paso del tiempo, aquellas pequeñas piezas darían lugar a una serie propia, cuya ya épica andadura comenzó en 1989.

Groening bautizó a los componentes de la familia con los nombres de sus propios familiares: Homero (su padre), Marge (su madre)o Patty y Selma (sus hermanas). Al principio se encargaba del dibujo y los guiones, tareas que ha ido abandonando poco a poco, hasta dejarlas en manos de un equipo de animadores y guionistas. Dice que dibuja tan mal que si hoy tuviese que hacer las pruebas para entrar en el equipo de Los Simpson, no le cogerían. Puede que no le falte razón, puesto que se trata de un trabajo bastante más complicado de lo que parece. Desde que se escribe hasta que se termina, cada capítulo de Los Simpson lleva ocho meses.
Los Simpson son, quizá, la sátira más punzante que se haya hecho jamás de la sociedad estadounidense, al grado que las relaciones entre el genial Groening y la reaccionaria cadena FOX nunca han sido fluidas en 2003 la cadena Fox amenazó con denunciar a su propia serie. La polémica vino por las frecuentes referencias sardónicas a Murdoch y parodias a los infames noticieros de Fox News. La respuesta de Groening a las amenazas de demanda de la Eox no estuvo exenta de humor: “No creo que Murdoch esté dispuesto a pagar por llevarse a sí mismo a los tribunales”.

¿Llegó a imaginarse alguna vez Groening el éxito de Los Simpson? ¿Lgó alguna vez a pensar que en una encuesta realizada entre 1,000 niños británicos el 22% escogiese a Homero Simpson como el mejor padre del mundo? Y eso, a pesar de que la relación más frecuente que mantiene con su hijo Bart es el estrangulamiento, Lisa prevé pagar una fortuna en psicoanalistas para llegar algún día a aceptar la figura paterna y que en la mayoría de las ocasiones se olvida de la existencia de su hija menor, Maggie. Se podría decir que hasta se ha creado una filosofía “Homérica” de entender la vida, basada en el consumo de cerveza, donas y televisión.
Algunas de las principales citas de Homero (en Inglés, para que no pierdan su sabor):

Homero: D’oh. (Ya inmortal)
Sideshow Bob: No children have ever meddled with the Republican Party and lived to tell about it.
Troy McClure: Don’t kid yourself, Jimmy. If a cow ever got the chance, he’d eat you and everyone you care about!
· Operator! Give me the number for 911!
· Oh, so they have internet on computers now!
· Bart, with $10,000, we'd be millionaires! We could buy all kinds of useful things like...love!
· Just because I don't care doesn't mean I don't understand.
· I'm normally not a praying man, but if you're up there, please save me Superman.
· Son, if you really want something in this life, you have to work for it. Now quiet! They're about to announce the lottery numbers.
· Well, it's 1 a.m. Better go home and spend some quality time with the kids.
· Maybe, just once, someone will call me 'Sir' without adding, 'You're making a scene.'
· Marge, don't discourage the boy! Weaseling out of things is important to learn. It's what separates us from the animals! Except the weasel.
· Doughnuts. Is there anything they can't do?
· You know, boys, a nuclear reactor is a lot like a woman. You just have to read the manual and press the right buttons.
· Lisa, if you don't like your job you don't strike. You just go in every day and do it really half-assed. That's the American way.
· When will I learn? The answer to life's problems aren't at the bottom of a bottle, they're on TV!
· Son, when you participate in sporting events, it's not whether you win or lose: it's how drunk you get.
· I'm going to the back seat of my car, with the woman I love, and I won't be back for ten minutes!
· [Meeting Aliens] Please don't eat me! I have a wife and kids. Eat them!
· What do we need a psychiatrist for? We know our kid is nuts.
· Marge, you're as beautiful as Princess Leia and as smart as Yoda.
· Kids, you tried your best and you failed miserably. The lesson is, never try.
· The only monster here is the gambling monster that has enslaved your mother! I call him Gamblor, and it's time to snatch your mother from his neon claws!
· When I look at the smiles on all the children's faces, I just know they're about to jab me with something.
· I'm having the best day of my life, and I owe it all to not going to Church!
· Lisa, if the Bible has taught us nothing else, and it hasn't, it's that girls should stick to girls sports, such as hot oil wrestling and foxy boxing and such and such.
· I'm not a bad guy! I work hard, and I love my kids. So why should I spend half my Sunday hearing about how I'm going to Hell?
· Getting out of jury duty is easy. The trick is to say you're prejudiced against all races.
· It's not easy to juggle a pregnant wife and a troubled child, but somehow I managed to fit in eight hours of TV a day.
· Lisa, Vampires are make-believe, like elves, gremlins, and eskimos.
· I want to share something with you: The three little sentences that will get you through life. Number 1: Cover for me. Number 2: Oh, good idea, Boss! Number 3: It was like that when I got here.
· Oh, people can come up with statistics to prove anything, Kent. 14% of people know that.
· Remember that postcard Grandpa sent us from Florida of that Alligator biting that woman's bottom? That's right, we all thought it was hilarious. But, it turns out we were wrong. That alligator was sexually harrassing that woman.
· Old people don't need companionship. They need to be isolated and studied so it can be determined what nutrients they have that might be extracted for our personal use.
· How is education supposed to make me feel smarter? Besides, every time I learn something new, it pushes some old stuff out of my brain. Remember when I took that home winemaking course, and I forgot how to drive?
· Television! Teacher, mother, secret lover.
· Homer no function beer well without.
· I've always wondered if there was a god. And now I know there is -- and it's me.
· Kill my boss? Do I dare live out the American dream?
· If something goes wrong at the plant, blame the guy who can't speak English.
· I'm never going to be disabled. I'm sick of being so healthy.
· I like my beer cold, my TV loud and my homosexuals flaming.
· [Looking at a globe map...country being Uruguay]Hee hee! Look at this country! 'You-are-gay.'
· All my life I've had one dream, to achieve my many goals.
· Dad, you've done a lot of great things, but you're a very old man, and old people are useless.
· But Marge, what if we chose the wrong religion? Each week we just make God madder and madder.
· I think Smithers picked me because of my motivational skills. Everyone says they have to work a lot harder when I'm around.
· Dear Lord.. The gods have been good to me. For the first time in my life, everything is absolutely perfect just the way it is. So here's the deal: You freeze everything the way it is, and I won't ask for anything more. If that is OK, please give me absolutely no sign. OK, deal.
· That's it! You people have stood in my way long enough. I'm going to clown college!
· Beer: The cause of, and solution to, all of life's problems.
· If something's hard to do, then it's not worth doing
· I'm in no condition to drive...wait! I shouldn't listen to myself, I'm drunk!
· 'To Start Press Any Key'. Where's the ANY key?

jueves, 26 de junio de 2008

El Oso Bruno se Ríe de...

...la Unión Astronómica Internacional, que ahora suma el escarnio al daño a expensas del pobre Plutón, al decidir que el término "Plutoide" (derivado de Plutón) designe a los planetas enanos. Un Plutoide será en adelante todo aquel cuerpo celestes en órbita alrededor del Sol que se quede corto, enano irremediable, mediocre de estirpe y cuna, incompleto, minucia de segunda.

Y usted, ¿Está seguro de no ser un Plutoide?



...los politiquillos mexicanos que defienden a sus deplorables colaboradores hasta con las uñas por muy ineptos, venales, inadecuados o estúpidos que éstos sean. Primero fue Calderón con el Mourniño de sus ojos. Ahora es Ebrard con (pende) Joel Ortega. ¡Pero qué amor tiene estos plutoides por sus pinches amiguitos, carajo! Si así como cuidan sus querencias trabajaran por la ciudadanía....


Y ya entrados en esto de los plutoides, ¿Por qué no reírnos de los K? La parejita presidencial argentina está resultando aún más perniciosa que aquella que padecimos en México con Chente y Martita. ¿Se acuerdan? Cristina y Nestor hacen gala de una obcecación criminal que terminará por arrojarlos al abismo si no saben escarmentar a tiempo (remember De La Rúa).
No cabe duda que el populismo y la demagogia tarde o temprano dan a conocer su verdadero rostro de incompetencia y autoritarismo.



Para seguir con los plutoides, a reírse también de los nuevos consejeros del IFE. ¡Tanto bregar, tanto negociar y tanto posponer la discusión de temas más sustantivos por parte de nuestros infames partidos -que mucho se quejaron de la falta de experiencia, oscuridad y mediocridad de los anteriores consejeros- para que acabaran eligiendo a un grupo de personajillos todavía más inexpertos, oscuros y mediocres! ¿Y Jorge Alcocer? bueno, ya el pobre ni pa’ la burla alcanza.


.... Al Franken Este genial satirista político y comediante ahora busca ser senador por Minnesota postulado por el Partido Demócrata y, claro, sus rivales republicanos hurgan sin descanso en su gran historial de chistes para ver cual puede ayudar a desprestigiarlo. Será un experimento interesante ver a un estupendo satirista en la lid electoral y saber si los gringos tienen, después de todo, el suficiente sentido del humor como para mandar al Senado este magnífico payaso.



...otra vez, de los ridículos, alienados, cursis, solemnes y, en último de los casos, ignorantes, plutoides “intelectuales” que ahora les dio por “úrgir” desde a la Suprema Corte a que le apuren a resolver el amparo que interpusieron el año pasado contra la reforma electoral por órdenes de sus patrones, los dueños de las televisoras. Otra vez hubo que soplarse a esa apoteosis de la pedantería que es Fede Reyes Heróles en su papelito de pseudo prócer de la libertad de expresión y a Luisito Rubio con esos horrorosos lentes. ¿Coño!, Si de por sí tienes cara de teto, por lo menos usa lentes de contacto o usa unos a la Lenny Kravitz.
Estos presuntos "intelectuales" abajofirmantes que pretenden usurpar la representación de los ciudadanos y de la “sociedad civil” son verdaderamente obscenos.


Werner Herzog
Saddam Hussein
Shostakovich
Rimsky Korsakov
Vida y Destino
El "Bruto" Britten
Jerzy Lec
Y mucho más...

miércoles, 25 de junio de 2008

Una Genialidad de Papini


Esta es la Declaración de Estilo de Giovanni Papini:

Yo no escribo para ganar dinero, no escribo para presumir, no escribo para alcahuetear con las chicas modestas y con los hombres gordos, no escribo ni siquiera para colocar sobre mi sombrero negro raído el carnavalesco ramo de laurel de la fama ciudadana. Escribo únicamente para desahogarme en el sentido más albañalero que podáis pensar, ¡oh, delicadas imaginaciones de barítonos aficionados! No digo -fijaos bien- para liberarme, como vuestro melenudo héroe epónimo, como el sublime genio Wolfgang Goethe, consejero íntimo del duque de Weimar y del espíritu de los Prometeos rehabilitados.Él se liberaba con las trágicas frivolidades de un Werther de las sutiles desesperaciones de una lejanía ansiada, y el producto de esta liberación descansaba en los comodines de bellezas sentimentales y en las almohadas de futuros suicidas, cual muñeco mortal recamado con todos los contrapuntos de la literatura corriente.Yo, en cambio, me desahogo; y lo hago con los más plebeyos y asquerosos epítetos. Lanzo el gargajo desde lo más profundo de mi garganta inflamada y vuela como por encanto en infinita llovizna para dar de lleno en todos los rostros que yo abofetearía dignamente. Lanzo el vómito de la bilis que ha ido destilando mi sangre ante el espectáculo de nuestra vida. Arrojo la podre que fluye de las pústulas, de las llagas y de los bubones de mi personalidad inmoral expuesta al contagio en los más concurridos lazaretos.

¡No señores! Os advierto que nada delicado saldrá de mi pluma al correr por las cuartillas.Yo quisiera que en vez de la tinta pálida que fluye de la gastada punta de acero manase sangre oscura y caliente como la que gotea del pecho del héroe de una pendencia nocturna; quisiera que el hierro de mi pluma agujerease y devorase el papel que toca cual hierro candente; y que de los surcos requemados brotase una acre fumarada benéfica que atufase la despierta nariz del lector.Yo no soy de aquellos respetable público que escriben con el aire compungido y premioso de servidores que tienden el capote y la pelliza. Hay quienes se ponen ante el imaginario lector como un falso napolitano apoyado contra el muro. con la guitarra colgada del cuello y atravesada ante el pecho abierta de par en par la boca que lanza al viento patética melodía bajo las ventanas de las pensiones de los generosos invernantes. Otros, en cambio, se postran a sus pies semejantes a melenudas y desmelenadas Magdalenas y extraen de las redomas bálsamos y ungüentos para todas las escoriaciones y callosidad es del alma. Y otros, finalmente, me recuerdan los monaguillos revestidos de roquete que los domingos mecen acompasadamente el incensario de bronce ante el altar durante la misa cantada.
Yo soy de otra raza. Al nacer no percibí el pacifico aliento del buey y del asno, ni los mansos pastores vinieron a hacer me compañía el primer día de mi vida. Yo he nacido revolucionario y ni siquiera estoy seguro de que al salir de la sangrienta puerta materna haya entonado en vez de los habituales vagidos de sorpresa los recios sones de alguna incómoda Marsellesa.Sea cual sea el gobierno del mundo estaré siempre en la oposición. La expresión natural de mi espíritu es la protesta; la actitud espontánea de mi cuerpo es la de asalto a la bayoneta; mis palabras preferidas son la invectiva y el insulto.

Cualquier canto de amor se trueca en mis labios en estribillo revolucionario; las efusiones más cordiales se cambian de repente en carcajadas, en mofas, en iracundos empellones.¡Ah! ¡Si cada palabra mía fuese una bala de fusil silbando en la libertad del aire; cada frase mía. una llamarada de fuego; cada capítulo. una barricada bien defendida; cada libro mío un peñasco descomunal capaz de aplastar los cráneos peludos de un pueblo!Hay palabras blancas frágiles y olorosas como jazmines; hay otras dulzonas y pegajosas como el azúcar de los confites de los niños pobres; hay otras mórbidas tibias y viciosas como la carne de las amantes de cuarenta años; hay luego las que son tan paradisiacas, frágiles y delicadas que únicamente las plumas de ave de los antiguos santos anacoretas pudieron trazarlas sobre el papel como trémulas mariposas hechas de polvorientos reflejos: hay finalmente aquellas tan públicas e insulsas que la prosa escrita con ellas se desmenuza como una migaja de pan duro.Mas no son éstas las palabras que elijo y que prefiero: las mías han de ser duras como la roca; escabrosas, ásperas y desagradables como los pedruscos que ruedan por el precipicio; han de ser libres, sinceras y desnudas como salieron originariamente de las bocas vinosas de la plebe creadora. Y con estas palabras toscas y naturales quiero escribir una prosa cuadrada, compacta, sólida, sana y robusta, que avergüence a los perfumistas y a los libertos de todas las más literarias literaturas.

Y cuando haya agotado la saliva, la podre, la hiel y la sangre viciada; cuando me haya desahogado de todo con todos, entonces también me volveré yo suave como los lirio del valle, y escucharé con recogimiento al amanecer el piar de los gorriones que saltan brincando sobre las tejas removidas; y me conmoveré al oír repicar las campanas de los campanarios bajos y desconchados de olvidadas iglesias, y pasearé por las avenidas de los jardines fuera de la ciudad cabizbajo para no aplastar ninguna hormiga que se cruce en mi camino.

Entonces oiréis cómo mi corazón liberado entona un canto placentero tan henchido de ternura y empapado de lloroso amor que nadie de vosotros podrá escucharlo sin recordar el instante más esplendoroso y apasionado de su juventud, sin languidecer por su excesiva dulzura.

La Sinceridad y sus Gazapos

Ya hemos hablado en este desorientado blog de lo peligroso que resulta para un candidato decir la verdad. Esta semana nuevos incidentes en el marco de las campañas tanto del posmoderno Obama como de good old Mac refuerzan ésta de por sí incontestable teoría. Estúpidos colaboradores de ambos aspirantes expresaron con palabras o con hechos las realidades más incómodas de sus campañas. Primero fue el turno de Obama, a quien una persistente campaña difamatoria promovida desde los pantanos de Internet le endilga ser musulmán y hasta haber jurado como senador con la mano sobre el Corán.

Tanta es la sensibilidad sobre la presunta fidelidad del demócrata al Profeta que, para evitar mayores especulaciones, los organizadores de un acto en Detroit retiraron casi a chingadazos de las gradas a dos mujeres con velos en sus cabezas para evitar que aparecieran en la televisión nacional detrás del candidato, lo cual, seamos sinceros, hubiese sido DEVASTADOR para Obama. Claro, el senador por Illinois declaró que era "inaceptable" lo que sus asesores habían hecho con esas dos musulmanas, a quienes llamó personalmente para pedirles disculpas y reafirmarles que el incidente "no refleja de ninguna manera" su política, que se centra en "unir a la gente" (unidos, peros escondidos). Aún así, la gente de McCain aprovechó la oportunidad para denunciar su doble estándar, mientras que en la comunidad musulmana de este país se acentuó el recelo hacia Obama, según informó ayer The New York Times .

Pero si McCain esperaba aprovecharse del traspié de su rival, la ilusión le duró muy poco. Apenas hasta que la revista Fortune publicó un diálogo que uno de sus periodistas mantuvo con Charlie Black (el apellido habla de un posible infiltrado de Obama), asesor del candidato republicano, quien admitió con candor que de ocurrir otro atentado en suelo estadounidense su jefe se vería favorecido en noviembre. Black sólo expresó una inapeleble realidad, un secreto a voces, pero también una de esas cosas que por obvias, deben callarse. Incluso Black fue más allá y afirmó que esta verdad, por si hacía falta, ya fue ya cotejada en diciembre, cuando el asesinato de Benazir Bhutto en Paquistán impulsó la precandidatura de McCain en New Hamsphire. Según el propio asesorete, aunque se trató de "un hecho desafortunado", aquel atentado también "dio un nuevo énfasis a la impresión de que McCain es el hombre que está listo para ser comandante en jefe". Y cuando el periodista, ya con afán de burlarse, le preguntó si lo mismo ocurriría ante otro 11 de Septiembre, el baboso respondió: "Desde luego, sería de gran provecho para él".

Tan enfilada como estaba contra Obama, la rueda política y mediática se invirtió y enfiló contra McCain, que rechazó y lamentó los comentarios de Black, mientras el equipo de Obama denunciaba el "estilo cínico y divisivo" del bando republicano. Incómodo "No puedo imaginar por qué lo dijo. No es cierto", comentó McCain, más que incómodo ante la prensa, antes de recordar que trabajó "sin descanso desde el 11 de Septiembre para prevenir otro ataque en lo Estados Unidos". Sin embargo, ni los organizadores del acto de Obama ni el asesor de McCain actuaron por sí solos, ni ofrecieron comentarios falsos. Sólo cruzaron la muy sensible línea de lo políticamente correcto.

The New York Times recordó que, cuidadoso de no herir susceptibilidades en el electorado norteamericano, Obama ya recorrió todo el país y dio discursos en sinagogas, iglesias, estadios y empresas. Pero a aún no ha pisado una sola mezquita o entidad musulmana en más de un año de campaña pese a las múltiples invitaciones. McCain tampoco se queda atrás. Convencido de que la gente considera que es el candidato con más experiencia militar y en el área de seguridad nacional, apuesta a quedarse con el nicho. No por casualidad, varios expertos en política exterior, seguridad nacional y fuerzas armadas suenan como posibles compañeros de fórmula de Obama.

lunes, 23 de junio de 2008

¡Al Diablo con las Olimpiadas!


Las olimpiadas se han convertido desde los odiosos años ochenta en una irremediable porquería. Una serie de calamidades han degradado al máximo este evento que pretende alzar idealistas intenciones: política, dinero, gigantismo y doping. Y ahora han caído aún más bajo al aceptar que las organice uno de los regímenes más represivos y arbitrarios del mundo: China (im) Popular.

Desde su reinvención por el racista y fascistoide barón Pierre de Coubertin este negocio de las olimpiadas (que no son otra cosa) siempre han estado hiperpolitizadas. No haremos un recuento de las memorables incidencias debidas a la política que han infestado la realización de estos juegos: boicots (Montreal, Moscú, Los Ángeles), terrorismo (Múnich, Atlanta) glorificación de regímenes totalitarios (Moscú, Berlín). Más bien, y de cara a la realización de los juegos en Pekín, vale la pena hacer con Guy Sorman la reflexión de si las inminentes olimpiadas chinas servirán para democratizar al país (como sucedió en Corea del Sur y, muchos argumentan, en México) o simplemente serán la apoteosis de un régimen autoritario.

El gigantismo ha sido otro factor coadyuvante en la declinación de los juegos. Un cada vez más tedioso e interminable desfile de las naciones participantes inaugura la fiesta. Casi doscientas delegaciones encuentra cabida en la mega fiesta de la que nadie quiere quedar excluido, pero en la que muy pocos tienen la verdadera calidad para competir con algún de decoro (¡y ahora, la poderosa delegación de Djibuti!). El gigantismo también se manifiesta en la lista cada vez más larga de deportes que han alcanzado el rango de olímpicos, algunos de ellos tan absurdos como el pingpong y el badmington. Actualmente me entreno para ver si consigo el oro olímpico en Canicas y Rayuela en las olimpiadas de 2020 (serán en Kuala Lumpur, según el deseo de Mohamed Mahatir).

Pero lo más podrido de las olimpiadas es con mucho el grotesco comercialismo el cual arribó a las olimpiadas de la mano de la profesionalización y como respuesta al desmedido encarecimiento de los juegos el cual fue consecuencia –en buena medida- del terrorismo de Munich y de los excesos arquitectónicos de Montreal. El verdadero olimpismo es la gran víctima no reconocida de los fedayines del 72. Las de los Ángeles fueron la primera olimpiada privatizada. A partir de entonces se ha impuesto el concepto de la olimpiada como negocio. El patrocinio deportivo ha vilificado a los Juegos Olímpicos. Se ha llegado al ridículo de que sean las empresas las que dictan al Comité Olímpico Internacional qué ropas deben usar, qué deben comer y beber y que artículos deben usar los espectadores de los juegos. Una situación que, amén de ser escandalosa, obviamente se opone al dizque “ideal olímpico”.
Desde las olimpiadas de Atlanta -de infausta memoria por la mala organización y el “sobre encocalamiento” que padecieron- se advierte a los espectadores que asisten a los estadios que no se les permitiría ingresar con bebidas que no sean de la empresa Coca-Cola. En Atenas se amplió la exclusividad al agua embotellada (no fue admitida ninguna que no fuera “Avron”). Tampoco podían entrar a los escenarios olímpicos hamburguesas que no pertenecieran a McDonald’s, ni vestimentas o zapatos con logos de fabricantes que no patrocinan los juegos. Conocida como “política de campo limpio”–por cierto nada limpia– estas reglamentaciones han sido redactadas por los comités organizadores con la aprobación del COI, para proteger a los patrocinadores del intento de otras firmas de publicitar sus artículos durante los juegos sin pagar las altas tarifas respectivas. En los juegos de la China “Comunista” los patrocinadores decidirán aún más. Los deportes ya son un tema secundario.

Todos quieren hacer dinero fácil con los Juegos Olímpicos. Cuando una ciudad es la sede, los precios de los hoteles, de las comidas y de otros rubros se elevan tremendamente. El resultado es están llegando cada vez menos visitantes que lo esperado. Graves fueron los déficits que arrojaron Atenas y Turín en materia de espectadores.

No se me pasa advertir que la grotesca sobre comercialización ha convertido a los atletas en carteleras publicitarias vivientes. Lo vemos claramente en el futbol profesional, aunque en Europa esta tendencia es un poco más comedida. En México da risa ver a nuestros ratones futbolistas como si fueran árboles de navidad con tantos y tan chabacanos anuncios de Soriana, Tecate, Banamex, etc.


El doping es otro cáncer de las olimpiadas. Miles de atletas que sueñan con la gloria olímpica (pero más aún más con los contratos millonarios que ella supones) e influidos por inescrupulosos entrenadores toman drogas sin pensar en las graves consecuencias que tiene para la salud. A pesar de las medidas antidoping aún es difícil determinar qué atletas están haciendo trampa con drogas, lo que convierte los Juegos Olímpicos en una farsa. También la corrupción hace acto de presencia. Un famoso reportaje reciente de la BBC mostró a un delegado búlgaro del COI dispuesto a aceptar un soborno para votar en favor de una determinada sede para los Juegos 2012, lo cual tuvo un fuerte impacto. Se dijo que entre veinte y treinta votos podrían ser dados en favor de una determinada ciudad que paga. Fueron célebres los escándalos que propició la compra de votos para hacer de Salt Lake City la sede de los olímpicos de invierno en 2002.
Estas son las pavorosas realidades de los Juegos Olímpicos

sábado, 21 de junio de 2008

Partido por la Felicidad para Todos (PFT)


“La necesidad de ir tras la búsqueda de la verdadera felicidad es el fundamento de todas las libertades”, tan tenía razón John Locke cuando dijo esto, que por eso no me parece para nada descabellada (aunque, desde luego, bastante cursi) la idea de mi amigo David Razú de formar un partido que establezca como meta la consecución de la felicidad para todos Hace poco, un think tank británico se puso a medir la felicidad o infelicidad de los países, teniendo en cuenta la posibilidad de éstos de darles una buena vida a sus habitantes, respetando el medio ambiente y los recursos naturales. Con el título “Indice del planeta feliz”, llegaron a la conclusión de que el mejor sitio para vivir en el mundo es Vanuatu, una minúscula isla en el océano Pacífico. Vanuatu es un país con 209,000 habitantes que viven de la agricultura y de la pesca, sin un ejército permanente, con playas, flora y fauna muy bien preservadas y un promedio de vida de 68,6 años. Económicamente hablando, Vanuatu aparece en otra estadística en el lugar 207 sobre un total de 233 países seleccionados, pero en la investigación el dinero y el poder no se tienen en cuenta. De hecho, Estados Unidos ocupa uno de los últimos puestos en materia de felicidad, en un listado de 178 países.
“El índice desnuda la economía hasta su concepto más básico: lo que usamos (recursos) y lo que obtenemos (vidas humanas, más o menos largas, más o menos felices)”, contaron los investigadores del Think Tank , “Está claro que ninguna nación de la lista tiene todo resuelto, pero el índice revela cómo podemos llevar a cabo una vida más larga y más feliz respetando nuestro medio ambiente”. En este índice de felicidad, Colombia, Costa Rica, Dominica, Panamá y Cuba serían los países más felices de América latina y el Caribe. La Argentina, México y Brasil, los tres gigantes del continente, ocupan puestos de media tabla en el ranking mundial.

La verdadera felicidad procede de la posesión de la sabiduría y virtud, no de la acumulación de bienes externos, dijo Aristóteles. Quizá la felicidad de los habitantes de Vanuatu pase por esta otra posesión, espiritual, de la cual habla el filósofo. Para la Universidad de Leicester, en cambio, que realizó otro experimento –un “mapa mundial de la felicidad”–, el factor económico es tenido muy en cuenta. En este segundo estudio de Gran Bretaña se reunieron 177 países y la idea de “felicidad” se basó en la esperanza de vida, en el bienestar económico y en la educación de la población (el acceso a la enseñanza secundaria). Los primeros países en el ranking fueron Dinamarca y Suiza. Luego Austria, Islandia, Bahamas, Finlandia y Suecia. Los Estados Unidos ocuparon el puesto 23; el Reino Unido, el lugar 41, y España, el 46. En América latina, Venezuela estaría encabezando la lista de la felicidad (en el puesto 25 y para gran felicidad de Chávez, que no tardó en presumir el asunto como otro “gran logro” de la revolución Bolivariana) y, otra vez, Argentina, México y Brasil estarían mediando. Eso sí, en ambos estudios el último lugar de la felicidad lo tiene se encuentra Zimbabwe.
El año último, en otra singular experiencia, seis especialistas británicos –para variar, ¿Pos que obsesión se traen los british con esto de la felicidá?) trabajaron durante varios meses para mejorar al nivel de felicidad de un pueblo del Reino Unido llamado Slough. Al experimento le siguió una miniserie de cuatro episodios que se pasó por televisión y que se llamó Haciendo feliz a Slough. Entre las técnicas utilizadas estaban las siguientes acciones: llamar a un amigo, cuidar una planta, abrazarse a los árboles, sonreírle a gente desconocida y, vaya ironía, bajar a la mitad las horas en que se ve TV. Había también sugerencias más extravagantes y palmariamente cursis de maneras de sembrar –desde uno mismo– “semillas de felicidad”. La felicidad de todos empezaría y terminaría en la felicidad de cada uno. Pasaría por otras rutas, más íntimas y privadas, independientes de los factores externos. Se basaría en un cambio de actitud interior, en uno mismo y, por supuesto, en un contacto más intenso con la naturaleza, en una mejor comunicación con nuestros semejantes. Esto corroboraría lo dicho por Schopenhauer cuando manifestó: “La felicidad que recibimos de nosotros mismos es mucho mayor que la que obtenemos de nuestro entorno”. Lo cual coincide con un aforismo del siglo XVII que reza: “El verdadero sabio es aquel capaz de ser feliz en situaciones extremas”.
Según los tres experimentos hechos en Inglaterra pareciera que ese estado de felicidad, que antes era considerado personal y subjetivo, puede proyectarse hoy a las sociedades como un hecho acumulativo y plural, mensurable y objetivo. De todos modos, la felicidad social no podría existir sin la felicidad individual, que no tiene recetas ni soluciones simplistas. Lo cual no significa que sea imposible, sobre todo desde un “yo” tranquilo, centrado y dispuesto a dar y recibir lo mejor.

Todo esto me lleva a insistir en plantear la fundación de ese partido de la felicidad. ¿Para qué estamos en el mundo? ¡Para tratar de ser felices, carajo! Ese sería su slogan. Exaltaría la sabiduría de Bután, pequeña y modesta nación asiática (de donde es el gas butano), única en el mundo que ha puesto la felicidad en el centro de su estrategia de desarrollo. ¿Qué que idea tan estúpida?, dirá algún sesudo lector. Pues bien amigo, te informo que Japón, sí, Japón, está por incorporar el FIB (felicidad Interna Bruta) como su mejor índice de progreso. Aunque la economía de Bután es nueve mil veces inferior a la del Japón, la gente de Bután es muchísimo más feliz. Japón, según las estadísticas, tiene el más alto índice de suicidio del mundo
Por eso, nada de socialdemocracias a la alemana, neo conservadurismos a la Heritage Foundation o populismos a la Chávez o López Obrador. ¡El reino de Bután nos está enseñando el camino…!

Más de Osos


Hasta hace poco, Monterrey parecía ser el único pálido reflejo de Occidente que teníamos en México. Con la Ciudad de México sometida bajo las garras de las hordas perredistas y Guadalajara convertida en un pueblote gobernado por un cura loco y fanático (Sandoval Íñiguez) me parecía que la sultana era, por lo menos, la ciudad "industriosa y pujante" del cliché con la ramplona -pero a fin de cuentas loable, si se consideran las circunstancias- aspiración de querer parecerse a Texas.

Ya perdí el poco respeto que me quedaba por Monterrey. A raíz de la muerte de la osa islandesa mi amigo Julián B. me llamó la atención de que mucho más cerca -precisamente en el Monterrey de los guayabos, pichilos, eloyes y los mencionados bazaldúas- acaban de asesinar de la manera más vil a un osito negro. Un estúpido albañil lo amarró con una soga del cuello. Pero la barbaridad de este albañil no fue lo peor, sino la actitud tanto de los camarógrafos de la tele que se apersonaron en el lugar para grabar tan ignominioso espectáculo como de los retrasados mentales curiosos que se agolparon a presenciar la agonía del osito sin hacer nada para impedirla.

De acuerdo a los especialistas, los animales bajan de las montañas para buscar agua y alimentos, ya que la falta de lluvias ha provocado una aguda escasez de vital líquido en la región. Los hombres han invadido las regiones naturales de los osos, sean polares, negros, brunos o Yogis. ¿Termirá algún día de expanderse esta funesta plaga humana?

miércoles, 18 de junio de 2008

La Repugnante Humanidad asesinó a la Osa Ofeig


Este blog tiene la pena de participar la muerte a manos de la artera policía islandesa de la Osa Ofeig (que irónicamnte sigifica "no debe morir" en islandés). La humanidad es una porquería y no tiene remedio. Este absurdo crimen es sólo otro ejemplo. Ofeig, oso polar que había llegado a Islandia después de una travesía de kilómetros desde Groenlandia llegó a Islandia dos semanas después de que otro oso arribara viajando a través del Atlántico, al igual ésta, sobre un bloque de hielo que se desprendió del declinante frío de Groenlandia y que fue -por supuesto- vilmente masacrado, lo cual generó protestas de los pocos seres humanos conscientes que, por lo visto, quedan en Islandia.
El inepto gobierno islandés había convocado a unos no menos ineficientes especialistas del zoológico de Copenhague para que durmieran a Ofeig y lo regresaran a Groenlandia o, ya de perdida, lo llevaran como como atracción a algún zoológico danés. Pero el animal sufrió un ataque de pánico al verse perseguido por los especialistas del zoo y la policía, además de por fotógrafos y periodistas. "Se lanzó a la carrera hacia el grupo de periodistas en dirección al mar. No tuvimos otra opción que dispararle", pretextó el imbécil jefe de veterinaria de Copenhague, Carsten Gröndahl, cuyo nombre será plasmado con letras de oprobio en los anales de la infamía.
Mucho mejor para la humanidad hubiese sido dejar que Ofeig se tragara a esos estúpidos periodistas, ¿No creen?

Cabe decir que los dos osos peregrinos y mártires llegaron a Islandia no por gusto de hacer turismo sino como consecuencia de esa otra fechoría humana: el calentamiento global.

Ofeig pesaba 147 kilos y medía 1.90 metros. Era una hermosa hembra todavía joven. Debido a la travesía de 500 kilómetros por el mar desde Groenlandia, había perdido peso y tenía una pata muy lastimada.

La caza del primer oso generó fuertes protestas de ecologistas y protectores de los animales, porque la población de osos polares se ve muy amenazada por el cambio climático. Por eso, el multimillonario islandés Björgólfur Thor Björgólfsson se había declarado dispuesto a pagar por el transporte del animal de vuelta a su hábitat. Pero al final la estupidez humana se impuso, otra vez.
El pasado post hablamos de las masacres que algunos locos han perpetrado en contra de seres humanos, y lo hicimos con mucho menos indignación de la que nos invade al cometar el repugnante asesinato de Ofeig. ¿Por qué?, se preguntarán algunos cursis moralistas. La respuesta es fácil: cuando se trata de matar plagas, ni siquiera hay veda.
¡Descanse en Paz la Osa Ofeig!

domingo, 15 de junio de 2008

Spree Killings in the Japanese Fashion


Es cierto que juzgar a Japón exclusivamente a la luz de la reciente masacre perpetrada por el demente Tomohiro Kato en el barrio tokiota de Akihabara es un grave error. Algunos amarillistas quieren hacer pensar que la sociedad japonesa vive en una irremediable decadencia y que hay muchos Katos por ahí: "gente cansada de la estricta disciplina y rigidez japonesa” que estalla al grado de tener estos famosos “días de furia” y sale a matar personas de manera indiscriminada. Aunque, como comentamos en un reciente post, los índices delictivos japoneses han crecido de manera preocupante en los últimos años, las estadísticas todavía están muy lejos de parecerse a las que presenta Estados Unidos, Brasil, Colombia o, bueno, México con su horrorosa ola narcodelictiva reciente. Asimismo, lejos quedan de ser tan frecuentes como en Estados Unidos los crímenes masivos, (o killing sprees, como se les conoce en inglés) al estilo del de Kato.

Un vistazo a la lista de los 40 Killing Sprees más Grandes de la historia (en la que Kato se hizo ya acreedor al lugar 37 con sus siete víctimas acuchilladas) nos da cuenta de que el primer lugar absoluto sigue siendo de Woo Bum-kon, que haciendo uso de un rifle y granadas mató a 57 personas en 1982 en Gyeongsangnam-do, Corea del Sur. Como es fácil suponer, en esta lista de horror sobresalen las masacres perpetradas en los Estados Unidos, donde la segunda peor fue la de otro surcoreano, el horroroso Cho Seung-Hui, que asesinó a 32 personas en la Universidad Tecnológica de Virginia hace poco más de un año. Más “olímpica” fue la hazaña de Charles Whitman, que en 1966, tras asesinar a su madre y a su esposa, subió hasta la torre de observación de la Universidad de Texas y abrió fuego con un rifle de mira telescópica. Mató a 14 personas, pero por lo menos fue fiel al estilo..

No entran en la lista las “hazañas” de Julio González, un cubano desempleado que una velada de 1990 riñó con su novia en el Happy Land, una discoteca del Bronx. Después de intercambiar palabras con un vigilante del club, salió a la calle, caminó hasta una gasolinera, convenció a los empleados de venderle una lata de combustible, regresó a la discoteca y le prendió fuego: 17 personas murieron, pero no se le considera ya que, por lo visto, se trata de una lista que integra sólo trabajos “manuales”. Tampoco puede verse a la tierna parejita de freaks de Columbine, sólo cuentan los actos individuales.

Curiosamente, Australia tiene el segundo lugar en estos catastróficos eventos con un total de “sólo” 4, muy por debajo del campeón absoluto EEUU que está presente, ni más ni menos, que con 19. De Australia destaca el tercer lugar del rating a manos de Martin Bryant , que un día de abril de 1996 mató a 35 personas con un rifle AR-15 en Tasmania (de donde es el famoso demonio). Alemania tiene dos de los más espectaculares: 16 muertos a manos de Robert Steinhäuser (abril de 2002) en una escuela de Erfurt utilizando una escopeta, y la de Walter Seifert, que un día de diciembre de 1964 se le ocurrió la “puntada” de matar a 10 personas con un lanzallamas en Colonia ¡Hagan ustedes el favor!

Otra muy famosa masacre, pero sobre la cual caen las sombras de la duda, fue la que supuestamente cometió el príncipe Dipendra bir Birkram Shah Sev heredero de la corona real de Nepal, que en mayo de 2001 mató a su padre el rey, su madre la reina, sus hermanos y algunos sirvientes para hacer un total de nueve víctimas con un arma de fuego antes de suicidarse, aunque muchos opinan que el ambicioso e impopular tío del príncipe, Gyanendra (quien heredó por “rebote” el trono y quien acaba de ser depuesto de manera ignominiosa) estuvo involucrado de alguna manera en este crimen.

Como decíamos, Japón no se caracteriza por protagonizar este tipo de crímenes. De hecho, “solamente” hay tres de estos eventos en la lista de ganadores, pero llama la atención una particularidad en estos casos: son los únicos en los que se ha utilizado armas blancas de manera exclusiva o como una parte importante (y no sólo accesoria) del “rito”. Los célebres atentados con gas sarín en el metro de Tokio no cuentan por haber sido un "trabajo de equipo". Evidentemente, emprender asesinatos de este tipo con arma blanca representa una mayor dificultad que hacerlo “a la gringa” con un arma de fuego, en virtud a que requiere que el asesino se acerque cuerpo a cuerpo con las víctimas. Algún tipo de “merito” debe tener usar un cuchillo o una espada en vez de un “Cuerno de Chivo” o de una pistola, así como, quizá, haber usado un rifle con mira telescópica tenga, por lo menos, algún síntoma de “deportitividad”. La de Kato no es la mayor. Mamuro Takuma mató en Osaka a 8 personas utilizando sólo un cuchillo de cocina en agosto de 2001. Pero el campeón de la especialidad es Mutsuo Toi: 30 víctimas en Okayama, de las cuales 13 murieron en sus mano armada con una espada “Katana”.

Prueba de la dificultad intrínseca en lograr Spree Killings con armas blancas es el fracaso de Jesse Nettles, un hombre sin hogar que acuchilló a cinco personas en Times Square, entre ellas a un hombre que empujaba un carrito con sus dos bebés, pero no mató a nadie. Más recientemente, Kenny Alexis atacó a cinco personas con un cuchillo. A una de ellas le atravesó la aorta. Fue su única víctima mortal.

El Viejo Mac o Se Aleja (lo Más Posible) de Bush, o Pierde


Si el viejo Mac quiere ganar las elecciones de noviembre va a tener que entender que el llamado "fenómeno Obama" debe mucho al rechazo que un sector mayoritario de la población gringa tiene con la impopular presidencia del infame dueto Bush-Cheney y, por lo tanto, deberá asumir la necesidad de marcar diferencias muy, muy claras con la actual administración e inclusive con el republicanismo más reaccionario de la derecha cristiana y de los ultras tipo Rush Limbaugh. El candidato republicano se equivocó de manera flagrante el viernes, cuando criticó como “una de las peores decisiones en la historia de Estados Unidos” el fallo de la Suprema Corte de reconocer el derecho a apelar de los presuntos terroristas detenidos en Guantánamo.

Este blog ha manifestado en ocasiones recientes su repeto por el viejo Mac por la claridad y coherencia con la que siempre ha actuado en su larga carrera política, que le ha llevado a enfrentarse, en muchas ocasiones, con el sector más conservador de su partido. De hecho, una de esas divergencias tenía que ve con la ominosa cárcel de Guantanamo, que McCain criticó, al igual que deploró la prática de torturar a los prisioneros acusados de terrorismo, que tan querida le resulta a Cheney y, en su riste momento, a Rumsfeld. Ahora McCain comete la torpeza de dar marcha atrás en este tema, coadyuvando inopinadamente a que su rival Barack Obama asuma con más vigor aún la bandera del cambio. McCain no debe cometer estos errores: por ahí está el sendero de la derrota.

Por cierto, para leer más sobre el "mito Obama" lean este interesante artículo de Der Spiegel (en inglés), de como se puede desinflar dicho mito vayan a lean ésta dirección , y para leer críticas a la posible nominación de Jim Webb como candidato demócrata a la vicepresidencia vayan acá .

Una Europa de Ciudadanos


Hay un problema en la Unión Europea y se llama "déficit democrático". Desde hace ya tiempo que tanto los organismos supranacionales europeos como los gobiernos nacionales de los países miembros han perdido contacto con los ciudadanos comunes europeos. Con las experiencias en Francia y Holanda de hace tres años (que, vía referéndum, condenaron a muerte a la Constitución Europa) y el rechazo de los irlandeses a la ratificación del Tratado de Lisboa queda claro que la idea europea ha perdido fuelle en las sociedades que la forman. Los partidarios del proyecto comunitario se han quedado en una incómoda posición defensiva y, en estas circunstancias, ya no es posible volver a someter ninguna propuesta europea al voto popular de los países por separado, porque la negativa de uno significaría otra vez el fracaso para el conjunto de la Unión.

Desde el punto de vista de sus relaciones con los ciudadanos, éste es sin duda del peor revés que ha recibido el proyecto europeo en cincuenta años, puesto que no se trata -como sucedió en otros casos- de que el Gobierno de un país suspenda individualmente su participación en las instituciones comunitarias, sino que significa la confirmación de que Europa está en un callejón sin salida y que los partidarios del rechazo a las propuestas de Bruselas han conseguido hacerse con el control real de una mayoría electoral.

Lo que ha pasado en Irlanda es la expresión más acertada de la dificultad en la que se encuentra la propia UE para tomar decisiones, y de la necesidad imperiosa de que se produzca una reforma institucional para hacerla más eficaz antes de que haya que constatar su colapso. Pero la clave a resolver es como acercar la idea ciudadana a los ciudadanos. Como rescatar la idea, que alguna vez postuló Duverger, de construir una "Europa de las ciudadanos" más que una "Europa de los Estados". Por su parte, el semanario alemán Der Spiegel advierte a los países grandes miembros de la UE de los riegos de desoir las advertencias de Eire montados, otra vez, en el indomable potro de la soberbia.

Es muy probable que -como ha pasado otras veces- a partir de ahora los mecanismos de defensa de las instituciones europeas empezarán a preparar una alternativa para sortear este escollo utilizando algún imaginativo atajo jurídico-político, lo que no dejará de acentuar la perniciosa impresión de que en Europa las mejores cosas siempre acaban haciéndose de espaldas o -peor aún- en contra de la voluntad de sus ciudadanos; ¿cuál es la razón principal de que se produzca ese desencuentro? La primera y más importante es el tendencia general de las instituciones europeas a tratar los asuntos que afectan a los ciudadanos desde una especie de atalaya ilustrada e intocable. La Comisión y el Parlamento europeos se afanan en gestos que creen que son informativos, pero la mayor parte de las veces no se trata más que de simple propaganda plagada de lemas triunfalistas pero vacíos.
Acercar Europa a sus ciudadanos exige mayor responsabilidad a los gobiernos nacionales los cuales no pierden ocasión para cargar sobre los hombros de las instituciones europeas las responsabilidades más incómodas por sus propios fracasos, con la misma fuerza con la que la Comisión y el Parlamento Europeo se dedican a definir casi clandestinamente las maneras de seguir trabajando sin prestar atención a lo que puedan suponer sus decisiones para los gobiernos que luego tendrán que aplicarlas. Esa cerrazón hace tambien que la Unión sea el blanco más fácil de populistas y demagogos, que la señalan como responsable invariable de todos los males a la "Oscura Burocracia de Bruselas". Asimismo, ha llegado la hora de que Europa comprenda que las vías de la profundización de la unión política deben ser atenuadas. El complejo y a veces ininteligible texto de Lisboa debe ser simplificado y las ansias de profundización de los nexos políticos debe enfrentar con más realismo la realidad de una Europa aún demasiado compleja .




jueves, 12 de junio de 2008

El Siniestro Dick Cheney

¡Cómo no va a entusiasmar Barack Obama a las nuevas generaciones! Considérese que Estados Unidos (y el mundo) tienen ocho años de tolerar a una administración tan deleznable como la de Bush y Cheney. Sobre todo, Cheney tiene una imagen de siniestro miserable que podría devorarse cruda a su popia familia. Tan mala es su fama y tan baja su popularidad que, de plano, han optado por mejor esconderlo. El genial satírico The Onion da algunas pistas de cual puede es el paradero desconocido de quien se considera en Estados Unidos la segunda persona más malvada del mundo (después de Osama Bin Laden) aquí


¡Para muchos, Cheney es el mismísimo diablo!



Además de malvado, es corrupto hasta la médula. Jamás se olvidarán sus oscuros nexos con empresas a las que sirvió en el pasado, como Halliburton, las cuales se han visto muy favorecidas con la guerrita en Irak.


¡Ah, porque Cheney ha sido uno de los principales impulsores de la mentira sistemática somo forma de gobierno tan característica de esta lamentable presidencia. Fue el que más insistió en propagar el mito de ligar a Saddam Hussein con Al Qaeda, a sabiendas de que era falso.

Además, defendió a la tortura como mecanismo a utilizar en los interrogatorios


Y es un militarista radical y sin escrúpulos.



Y uno de esos hipócritas de la derecha cristiana gringa que no duda en mentir, calumniar y hasta traicionar, como lo hizo con su pobre ex colaborador Libby, a quien puso de "chivo expiatorio" de algunos de sus pecadilos. ¡Toda una fichita el rabioso vice presidente!

miércoles, 11 de junio de 2008

Karisma..aaa..aa..a


No, no se equivoquen. A mi nunca me gusto el grupillo ese de Kiss, pero el título de una de sus principales bodrios que hacían pasar por canciones viene al caso para comentar un libro de reciente aparición que trata de la importancia del carisma en la política, ahora que Estados Unidos se dispone a elegir un nuevo presidente aunque, desde luego es un tema que compete a todas las sociedades políticas del mundo. El libro fue escrito por Joseph Nye, de la Universidad de Harvard, creador del término "poder suave (soft power)" hace aproximadamente 20 años. En The Powers to Lead ( Los poderes para conducir ), desglosa justamente qué hace falta para gobernar. Existen muchas cualidades de liderazgo, claro está, y Nye examina muchas de ellas. Pero lo que capta más la atención en esta temporada electoral en Estados Unidos son sus consideraciones acerca del "carisma". La palabra viene del significado griego de "don divino, o "don de gracia", y entre quienes tienen el don están, según Nye, Mahatma Gandhi, Adolf Hitler, Martin Luther King, Winston Churchill, Benito Mussolini, Tony Blair, Fidel Castro, Nelson Mandela, Osama bin Laden, Jack Kennedy, Franklin Roosevelt, Juana de Arco y Eva Perón.

El carisma puede ser una gran fuente de poder, como en el caso del poder para convencer en vez usar la fuerza, pero el mismo poder suave puede ser empleado para hacer el mal. Hitler llegó al poder a través de elecciones libres, y sus discursos llevaban a sus públicos a un frenesí, y Bin Laden disemina su letal inclinación mediante la persuasión más que a través de la coerción. "¿Acaso el carisma tiene su origen en el individuo, en los seguidores o en la situación?", se pregunta Nye. Al parecer la respuesta está en los tres. Sigmund Freud pensaba que los líderes carismáticos representaban el retorno al padre primigenio. El sociólogo Max Weber argumentó que el carisma representaba un ideal que sólo es una aproximación en la realidad, y que el carisma surgía de la relación entre el líder y sus seguidores. Así, el carisma dura "mientras tenga reconocimiento y sea capaz de satisfacer al seguidor..." El carisma de Winston Churchill no fue reconocido universalmente sino hasta que su país estuvo en una guerra desesperada. Pero él tenía un don innato para la oratoria del que hizo buen uso. Según John Kennedy, Churchill tomó el idioma inglés y lo hizo marchar a la guerra. No obstante, cuando la guerra casi había terminado, la opinión pública del Reino Unido lo expulsó del cargo mediante el voto. Peor aún, perdió ante Clement Attlee, hombre modesto que tenía mucho por lo cual ser modesto, en las palabras de Churchill, y probablemente el político menos carismático de su generación (y de la historia).

Con el tiempo, la gente puede cansarse del carisma, en particular si empiezan a pensar que esa característica enmascara defectos de la personalidad. Pregúntenle, si no, a los amigos venezolanos, que tienen que soportar a Chávez todos los días, aunque los italianos aun tienen cuerda para tolerar al zafio de Berlusconi. Allá ellos y su mal gusto. Como dijo el político conservador, Michael Portillo, respecto de Tony Blair: "En buena medida, lo que fue capaz de lograr se debió a su carisma ..." En un tiempo él fue el amo de la interpretación política, pero "ahora resulta difícil encontrar a una sola persona que crea una sola palabra de él".

Es obvio que el buen Barack Obama tiene la carta del carisma. Al igual que Reagan y Kennedy logra emitir las palabras que inspiran, para gran pesar de Hillary Clinton, condenada “más a impresionar en vez de inspirar”, según palabras de Nye. También están los elementos no verbales del carisma. Nye destaca estudios académicos que demuestran la ventaja de que goza un hombre guapo sobre un rival feo (yo por eso no soy político: arrasaría a mis rivales). Para una mujer, la ventaja es incluso mayor (pero pos como no, mamacita). Dice Nye que algunos focus groups pudieron pronosticar a los ganadores al ver imágenes de candidatos en elecciones que no les eran familiares. Las predicciones fueron menos precisas cuando a las imágenes se sumaron las voces. Cuenta Nye que la periodista Martha Gellhorn escribió en 1946 que podía notar que Sukarno, de Indonesia, era un gran orador "al observar sus manos y seguir su voz, así como los ojos y rostros de los niños. Era posible sentir su poder", aun cuando no podía entender una sola palabra. "Te recordaba a Hitler." Pero el carisma para un grupo étnico o lingüístico puede ser contrario para otro. El indudable magnetismo de Hitler podría no haber funcionado con los italianos. De manera similar, el estilo operístico de Mussolini habría parecido hilarante para los británicos. Y hay que considerar también que los británicos nunca produjeron un Verdi, un Donizetti o un Rossini. Tal vez, Obama resulte aburrido en Birmania y Clinton electrizante en Pekín.

En México hemos tenido Políticos carismáticos que han resultado un desastre (López Mateos, Fox). Grises burócratas que han resultado un desastre (De La Madrid, Zedillo). Personajes anticarismáticos pero enjundiosos que, igual, han resultado un desastre (Salinas, Echeverría). Chaparritos voluntariosos, acomplejados y grillos que están resultando un desastre (Calderón). Y oradores de buena voz y mejor oratoria que, sí, adivinaron otra vez: han resultado un desastre (Díaz Ordaz, López Portillo). Total, que en México con carismáticos o aburridos, siempre acabamos en el desastre.

martes, 10 de junio de 2008

Más Sobre el Mito Obama


Decíamos en el post pasado que el fenómeno Obama ha enamorado a muchos analistas mexicanos que, de manera superficial, han estado pendientes de su ascenso. Creo que para complementar un poco más mis opiniones sobtre el inminente candidato demócrata valdría la pena ponderar quien es el senador por Ilinois.

Sin restarle trascendencia a el hecho de lo refrescante que ha sido su candidatura para Estados Unidos y, en buena medida, para el mundo; y sin negar sus virtudes como hombre inteligente y carismático, déjame decirte que Obama también es:

... un político que coteja el voto con un discurso populista a favor de tesis proteccionistas que cercenan las posibilidades de desarrollo las naciones más pobres.

...un candidato busca votos común y corriente que hace promesas que sabe no podrá cumplir. Defiende la retirada de Estados Unidos de Irak, reclamo popular de gran parte del mundo, pero una evaluación seria sobre los riesgos para la seguridad que entraña un retiro anticipado muy, pero muy probablemente podría ía hacerlo cambiar de opinión si se convierte en presidente.
...Un presidenciable cuyas propuestas de fondo poco tienen de original. Pocos de los entusiastas simpatizantes de Obama han estudiado sus propuestas en detalle pero se sienten atraídos por él porque representa el fin de la era Bush. Hasta ahora, a Obama se le ha hecho muy fácil: sencillamente no es Bush, pero a partir de ahora será mucho más difícil.

...Un bizoño en política internacional cuyas ideas ya han provocado resistencia. En Medio Oriente, los israelíes no están contentos con su idea de dialogar con Irán.

...Algunos mandatarios árabes están nerviosos por la promesa de Obama de reducir la presencia militar estadounidense en Irak, ya que temen que estalle una guerra civil que se extienda a toda la región.

...Y a los paquistaníes no los pone precisamente contentos que los deseos de Obama de lograr la paz en Irak tengan como contrapartida la promesa de intensificar la actividad militar norteamericana en Paquistán, hasta el punto de actuar unilateralmente ante información sobre bases terroristas dentro del país.

...Un buen estudiante de Harvard, lo que no lo hace en automático un destacado intelectual. ¿Dónde estan las publicaciones que lo ubican como tal? Ser suma cum laude no te convierte en un renovador del pensamiento, ¿Qué ha publicado para reforzar el mundo de las ideas? Yo les voy a decir ¡nada! por que Obama es, además de un buen estudiante, un activista político que le ha dedicado muy poco tiempo a las ideas de fondo.



...Como senador la labor legislativa de Obama ha sido bastante limitada. Algunas de las personas que pretenden darme lecciones harían bien en señalarme cuales han sido las "grandes" leyes que ha impulsado Obama en el senado en estos cuatro años?

Así que, amigos, a mi también me emocionó mucho ver los videos pro Obama y me encanta la idea de que un negro pueda ser presidente de Estados Unidos, nada más mantengámonos en la racionalidad y no mitifiquemos a quien, repito, mucho le falta para dmostrar verdaderamente es.

y oootra vez repito, para ver si así sí queda claro, EL FENOMENO OBAMA ES SUMAMENTE POSITIVO, EN GENERAL, PARA LA DEMOCRACIA EN ESTADOS UNIDOS, PERO MITIFICARLO O ENAMORARNOS TONTAMENTE (ES DECIR, DE MANERA IRRACIONAL) DE SU FIGURA CARISMÁTICA ES UN ERROR QUE NO DEBEMOS COMENTER, MUCHOS MENOS LOS ANALISTAS QUE SE DICEN SERIOS (EL OSO BRUNO QUEDA EXCLUIDO, ES SÓLO UN SATIRISTA).

domingo, 8 de junio de 2008

¿Quién Teme al Referéndum?


La farsa de “Consulta Ciudadana” que pretende organizar el gobierno de Marcelo Ebrard en el DF para tratar el tema de la llamada “reforma petrolera” tiene que ser denunciada como lo que es: una vulgar charada, como lo fueron los sainetes similares organizados en las negras épocas del gobierno de López Obrador. Pero no por ello debemos desechar la idea de luchar por que se implante en México la figura del referéndum. Hace bien Jorge G. Castañeda en insistirle a Calderón para que recobre algo de iniciativa política enarbolando la bandera del referéndum, pero el pobre presidente que tenemos no tiene ni la estatura histórica ni la visión de largo plazo para tomar una decisión de esa envergadura. Por otra partre, negar que la democracia representativa está en crisis equivale a pretender tapar el sol con un dedo. Oponerse a estabecer métodos que permitan a la gente, en circunstancias excepcionales, tener la capacidad última de decisión es asumir posturas sumamnte conservadoras.

Muchos dudan de que en México, un país de tan incipiente cultura democrática, funciones la figura del referéndum. Quienes critican este mecanismo sostienen que éste ha sido, muchas veces, instrumento de gobiernos autoritarios útil sólo para dar un barniz de legitimidad a decisiones cupulares. Pero, por otro lado, es innegable que los referéndums han sido muy útiles en el perfeccionamiento de la vida política de muchas naciones democráticas, y que en América Latina han coadyuvado, a veces decisivamente, en los procesos de transición hacia la democracia.
Los partidarios del referéndum sostienen que éste es un instrumento eficaz para fomentar la participación de los ciudadanos en el proceso de toma de decisiones políticas de un país, si se le concibe como un complemento de la democracia representativa. Y, ciertamente, si repasamos el papel que ha desempeñado el referéndum en la mayor pare de las democracias del mundo occidental nos damos cuenta que éste ha contribuido, incuestionablemente, a encontrar salidas a problemas políticos demasiado importantes como para ser considerados únicamente a nivel parlamentario. En México una de esas cuestiones axiales, lo queramos o no, es el petróleo.

Debemos reconocer, además, que la dinámica de las sociedades contemporáneas se ha acelerado, provocando que los partidos políticos, los parlamentos, las corporaciones y otros métodos de representación tradicionales aparezcan, muchas veces, obsoletos y limitados. Evidentemente, aún no se ha logrado (y se está todavía lejos de hacerlo) encontrar los nuevos mecanismos que logren sustituir a los partidos, razón que hace de éstos instituciones aún imprescindibles para la buena marcha de un régimen democrático. Sin embargo, conscientes de las limitaciones que padecen los mecanismos tradicionales de representación política, métodos de democracia directa deben ser consideradas para complementar el desarrollo político de una sociedad.

En la actualidad, se observa a escala internacional un aumento en el uso de los referéndums en prácticamente todo el mundo. En Europa, donde ha sido una práctica común (en algunas naciones, desde el siglo pasado), la celebración de referéndums se ha multiplicado, e incluso se considera su introducción en sistemas políticos sumamente tradicionales, hasta la fecha reacios en reconocer cualquier forma de democracia directa, como es el caso del británico. Por su parte, en Estados Unidos, país en el que nunca en la historia se ha celebrado un referéndum a nivel nacional, las consultas directas a los electores se han vuelto moneda corriente en casi la totalidad de los estados de la unión para definir asuntos locales. En América Latina y en otras regiones de democratización reciente también se recurre cada vez más al referéndum, a pesar de que fue esta una costumbre poco extendida en nuestros países (con la excepción de Uruguay) hasta principios de los años ochenta. Por ahí el lector podrá consultar en este mismo blog un cuadro comparado donde se explican los diversos métodos de referénum adoptados en América Latina.

Algunos adictos radicales al referéndum lo describen como una de las formas más puras de democracia, ya que permite que las decisiones sean tomadas directamente por los ciudadanos. La idea sería, por lo tanto, alcanzar una "democracia total", sin intermediarios que "siempre distorsionan a su conveniencia" la voluntad de los representados, ni partidos caducos que "nada son capaces de ofrecer a los buenos ciudadanos". Para este sector de la opinión pública, a más referéndums mejor. Bajo esta óptica, el referéndum debería tender no a ser un "complemento útil" de la democracia representativa, sino que debe procurar sustituir completamente a las formas corrientes de representación a la brevedad posible. De hecho, algunos "futurólogos" prevén que con el vertiginoso desarrollo de la computación y de nuevas tecnologías de comunicación, la democracia representativa podría, eventualmente, desaparecer para dar lugar a una nueva forma de democracia directa, la cual funcionaría a base de "referéndums permanentes" en la que cada elector contaría en su casa con una terminal donde cotidianamente se manifestaría a favor o en contra de las propuestas puestas a su consideración. Obviamente, esta ¿aterradora? posibilidad esta aún muy lejana.

Por otra parte, y como decíamos, los críticos del referéndum lo señalan como una práctica llena de trampas, la cual ha sido utilizado por innumerables dictadores para, como ya se ha apuntado, dar un barniz de legitimidad a decisiones cupulares. Disfrazados bajo el argumento de que los partidos sólo sirven para dividir a los "buenos ciudadanos" y para corromperlo todo, tanto la derecha como la izquierda radical han apelado a la celebración de referéndums para que sean los ciudadanos quienes directamente se pronuncien a favor de las iniciativas que les presenta el gobierno. Esta costumbre, conocida por algunos como "democracia plebiscitaria", fue inaugurada por Napoleón Bonaparte en 1800, año en el que fue aprobado en Francia su nombramiento como primer cónsul. Desde entonces, los referéndums celebrados bajo la férula de gobiernos autoritarios y totalitarios arrojan casi siempre resultados contundentes en favor de las propuestas presentadas por las autoridades, aunque existen notables excepciones a esta regla.

Los enemigos del referéndum afirman que al sustituirse los mecanismos de representación política, los gobiernos autoritarios desarticulan toda posibilidad de oposición organizada. Asimismo, alegan que las campañas rumbo a un referéndum se prestan mucho más para la demagogia y la manipulación que en el caso de las elecciones normales, ya que en muchos casos ciudadanos ordinarios no tienen la capacidad (por una razón o por otra) para decidir apropiadamente o de forma responsable sobre los temas que están a discusión. También se afirma que los plebiscitos dan lugar a una "tiranía de la mayoría" que margina de toda posibilidad de representación política a los grupos minoritarios.

Incluso en varias naciones de inobjetable tradición democrática, la práctica eventual del referéndum ha sido impugnada por quienes la conciben como una forma de la que se vale un Poder Ejecutivo poderoso para relegar a un segundo plano la importancia del parlamento. El ejemplo típico es Francia, donde con el advenimiento de la V República, tras el ascenso al poder de Charles de Gaulle, se instituyó a nivel constitucional el referéndum como una forma de reforzar los poderes del presidente frente al parlamento, ya que en determinadas cuestiones clave al jefe de Estado siempre le queda el recurso de convocar a un referéndum ante un Poder Legislativo demasiado obstinado. Cabe aclarar que a la sazón a Francia le urgía salir de la caótica situación a la que la había orillado el parlamentarismo exacerbado de la IV República, y para ello nuevas fórmulas constitucionales (entre ellas el referéndum) cumplieron a cabalidad la tarea de garantizar la gobernabilidad del sistema político en momentos críticos para el país.

Sin embargo, a pesar de todos los argumentos en su contra, el referéndum mucho ha aportado a los regímenes democráticos en los que funciona y, de hecho, para algunas dictaduras ha resultado ser una arma de dos filos. Por ejemplo, fueron sendos referéndums organizados por las autoridades los que determinaron el fin de las dictaduras militares en Uruguay (1980) y en Chile (1988). El reciente triunfo del No en el referéndum venezolano que puso un coto a las pretensiones totalitarias de Chávez podría ser considerado dentro de este grupo. Asimismo, y volviendo al caso francés, el referéndum como "instrumento de fortaleza presidencial" quedó en entredicho en 1969, cuando el general De Gaulle se vio obligado a presentar su dimisión tras ser derrotado en un referéndum. De hecho, tanto han cambiado las cosas en Francia que en la actualidad la mayoría de los partidos conciben al referéndum dentro de sus respectivas plataformas electorales como una manera de atemperar al presidencialismo.

Ante la actual coyuntura política mexicana, resulta pertinente preguntarnos que tan útil y conveniente resultaría acoger al referéndum como complemento de un sistema democrático tan incipiente. Si bien es cierto que la utilidad del referéndum ha sido comprobado casi en los cinco continentes, ¿no sería mejor primero fortalecer en México los instrumentos de la democracia representativa tradicional, en particular a los partidos, y después pensar en adoptar elementos de la democracia directa? Yo pensaba así antes, pero después de años de militar en las miasmas de partidos que tenemos, en darme cuenta lo mal que funcionan y en considerar las injustas trabas que impone la ley electoral para impedir el surgimiento de partidos ciudadanos, llegué a la conclusión de que el referéndum es necesario para legitimar decisiones demasiado controversiales. Debemos adoptar el referéndum como un mecanismo extraordinario que deberá exigir para su realización con el mayor acuerdo político posible. Una propuesta sería que la Constitución prescriba que para la celebración de un referéndum que éste sea exclusivamente convocado por el presidente y se precise de la aprobación en ambas cámaras Congreso de la Unión por mayoría absoluta.

viernes, 6 de junio de 2008

Obama Debe Mostrar Carácter y decirle NO a la Loca Hillary


Obama se ha impuesto como candidato y ha llegado la hora de que demuestre tener el carácter y buen juicio que -se supone- exige el cargo de presidente de Estados Unidos . Bien sabido es que la primera decisión importante de un candidato a la presidencia de este país es la elección de su compañero de fórmula, es decir, de quien aspirará a la vicepresidencia.Cierto que rara vez esta elección resulta ser decisiva. Por ejemplo, recuérdese que Bush padre ganó a pesar de que eligió a un retrasado mental (Dany Quayle). Pero para muchos analistas ésta decisión es sintomática del caracter del candidato, y creo que tienen razón.

Muy bien hablaría de Obama que aguantara las presiones a los que está sometido ahora y desistiera de eligir a la loca de Hillary como compañera de fórmula. La ex primera dama demostró durante su desastroza campaña ser una persona sumamente desconfiable por su exceso de ambición y su protagonismo. Imposible verla resignada a ser la número dos de nada. Su egomanía daría problemas serios a Obama. Seguramente buscaría lucir más que el candidato presidencial, cosa que sería muy mal vista por los elecotres. Así que pese a que muchos opinadores desinformados piensen que un tandem Obama-Clinton sería imbatible, lo más seguro es que por las características de la senadora como un personaje demasiado controvertido que además ha probado su falta de escrúpulos y su ambición desmedida, este equipo fracasaría estrepitosamente.
A Obama le conviene un candidato que balancee su personalidad. Si Obama es negro, necesita a un blanco. Si a Obama se le acusa de falta de experiencia en política exterior, necesita a alguien que sea experto en el tema. Mucho se ha hablado de los gobernadores demócratas de Ohio y Pennsylvania, dos estados que serán clave en la elección, pero en lo personal creo que el compañero de fórmula ideal para Obama es el senador por Virginia Jim Webb.

Era noviembre de 2006, cundo el Partido Republicano perdió categóricamente las elecciones legislativas en gran parte debido a la baja popularidad del Presidente y de la guerra en Irak, el triunfo demócrata más reñido fue también uno de los más emblemáticos: el retador Jim Webb había desbancado al burdo senador republicano George Allen (conocido como "senator Macaca") en Virginia, un estado normalmente republicano, con un resultado tan estrecho –cuatro décimas porcentuales- que terminó de definirse tres días después de las votaciones.

Jim Webb es un condecorado combatiente de Vietnam, hijo de un veterano de la Segunda Guerra y padre de un soldado destinado en Irak. Ha tenido una asombrosa trayectoria como senador. Webb ha demostrado tal manejo de las maneras y estrategias del Capitolio, que ha motivado el asombro de analistas y políticos. La cereza del pastel ha sido un proyecto para darle beneficios a los veteranos de Irak y Afganistán para el cual no sólo ha logrado apoyo bipartidario; además ha "logrado" el rechazo del senador y candidato republicano John McCain –él mismo un veterano de guerra- y el Presidente Bush, quien vetará la ley cuando se apruebe. Por el momento, ha sido una jugada política maestra.

Cada día crecen las especulaciones, y las presiones, para que el segundo nombre en el ticket sea el de Webb."La pregunta ya no es si Barack Obama debería seleccionar a Jim Webb como su nominado. Es si puede justificar no hacerlo", escribió la semana pasada Reiham Salam, de la revista Atlantic Monthly, al final de una columna titulada "Maestro del Senado". "Incluso si Webb hubiera asesinado a alguien en los pasillos o si hubiera estado recibiendo altas sumas de dinero del politburó chino por revelar inteligencia detallada sobre los buques estadounidenses, él igual sería un nominado para Vicepresidente mucho más fuerte y atractivo que Hillary Clinton".

Ronald Reagan lo designó Secretario de Marina en 1987. Un año después renunciaría por sus peleas con el Secretario de Defensa, Frank C. Carlucci. Webb quería una reforma radical a la Marina, que pasaba por aumentar su contingente. Los planes del gobierno eran lo contrario.

Jim Webb se dedicó entonces a hacerse un nombre como analista y también como escritor, con historias de ficción que se nutrían, cómo no, de su experiencia en combate. Su primera se llamó Fields of fire (Campos de fuego, 1978). Desde entonces escribió cinco novelas más, hasta que decidió escribir sobre sus raíces. Born Fighting: How the Scots-Irish Shaped America no sólo fue su primera obra de no ficción; también le dio el lema de su campaña al senado en 2006.

Orgulloso de sus raíces escocesas y trabajadoras, Webb siempre se ha definido como un "blueneck", como se les dice en forma despectiva a los poco educados trabajadores blancos del interior de Estados Unidos, lo que contrastaría con el presunto "snobismo elitista" del candidato Barack. Además, representa a un estado, Virginia, que hasta 2006 parecía voto seguro para los republicanos.Su experiencia de combate puede contrapesar la de John McCain, cuyas credenciales son segura carta de presentación ante el electorado. Haber trabajado para la administración Reagan le da llegada con el votante de centro (los llamados "demócratas de Reagan") y los conservadores decepcionados de Bush, y siendo un debutante en el Congreso puede reforzar el mensaje de cambio, de renovación en Washington que enfatiza Obama.

Webb ha sido cauto a la hora de hablar de sus posibilidades de ser vicepresidente con sólo dos años de haberse convertido en senador; él sabe además cómo funcionan estas cosas. "Es muy parecido a Hollywood", le dijo al Washigntonian. Webb escribió la película Rules of engagement –que protagonizaron Tommy Lee Jones y Samuel L. Jackson- y otro guión suyo está en preproducción para ser dirigido por el muy demócrata cineasta Rob Reiner. "Puedes ser el sabor del mes, y alguien más será el sabor del próximo mes".
Yo inisto: es ideal para los demócratas.
Buruma
Disraeli y Gladstone
Richelieu y Olivares (el conde-duque, no el "Púas")
Kafka
Bierce
y mucho más

miércoles, 4 de junio de 2008

Respuesta al "Vernáculo": La Causa de la Legalización de las Drogas


Mi buen amigo el vernáculo Leonel Ramírez me reprocha que pida yo la legalización de las drogas en uno de mis recientes post sin hacer, según él, un análisis a fondo del Tema. “Pa’ que chingao quieres legalizar las drogas, cabrón, si se hace eso habría por ahí mucho mariguano” Bueno, a reserva de explicarle a mi cuate que de hecho ya hay por ahí mucho “mariguano” sin que haya la necesidad de legalizar nada, me gustaría explicarle este es un humilde blog pretende ser #satírico”, es decir, quire burlarse y reírse antes que pontificar, opinar e incluso proponer aunque es obvio que este es un objetivo que sólo estamos logrando a medias.

Como sea, expongo brevemente las principales razones que esgrimimos quienes desde un punto de vista liberal favorecemos la legalización:

1.- L prohibición de las drogas ha tenido consecuencias desastrosas, sin embargo, en vez de reconocer el fracaso de dicha política, la mayoría de los gobiernos alrededor del mundo se han empeñado en gastar más recursos y atentar más contra las libertades de sus ciudadanos en un esfuerzo inútil por detener el comercio ilegal de narcóticos. Legalizar las drogas eliminaría o mitigaría significativamente las terribles consecuencias que enfrentamos bajo el actual enfoque prohibicionista.

2.- La legalización pondría fin a la parte exageradamente lucrativa del negocio del narcotráfico, al traer a la superficie el mercado negro existente. Y con la desaparición de la clandestinidad del narcotráfico disminuye dramáticamente la problemática social ligada a dicha actividad. La actual prohibición de las drogas no detiene al mercado, simplemente lo ha sumergido bajo el manto de la ilegalidad, y cuando un negocio es un crimen, los criminales tomarán parte de éste. Según las Naciones Unidas, el tráfico de drogas genera $400.000 millones anuales, lo cual representa un ¡¡8%!! del comercio mundial, comparable con la industria de textiles. Dicho botín representa una tentación irresistible para los criminales del mundo.

3.- Legalizar las drogas haría que la fabricación de dichas sustancias se encuentre dentro del alcance de las regulaciones propias de un mercado legal. Bajo la prohibición, no existen controles de calidad ni venta de dosis estandarizadas. Esto ha conducido a niveles de mortalidad altos a causa de sobredosis o envenenamiento por el consumo de drogas. De hecho, según un estudio del Cato Institute realizado por James Ostrowski, el 80% de las muertes relacionadas con drogas se deben a la falta de acceso a dosis estandarizadas.

4.- El narcotráfico ha extendido sus tentáculos en la vida política de los países. Importantes figuras políticas a lo largo de Latinoamérica han sido ligadas con personalidades y dineros relacionados con el tráfico de drogas. Tal vez aquí yace la razón por la cual la guerra contra las drogas se intensifica año con año. Los grandes narcotraficantes son los que más se benefician con la actual prohibición, y los operativos anti-drogas que se practican en Latinoamérica sirven para eliminarles la competencia que enfrentan por parte de los pequeños y medianos distribuidores. La legalización acabaría con esta nefasta alianza del narcotráfico y el poder político y un foco monstruoso de corrupción.

5.- Los gobiernos dejarían de malgastar miles de millones de dólares en el combate de las drogas, recursos que serían destinados a combatir a los verdaderos criminales: los que le violan los derechos a los demás (asesinos, estafadores, violadores, ladrones, grupos terroristas). Además, con la legalización se descongestionaría las cárceles, las cuales hoy en día se ven inundadas por gente cuyo único crimen fue el consumo de substancias que están prohibidas por la ley. Todos estos esfuerzos por combatir el tráfico de drogas han sido inútiles. Por ejemplo, las mismas autoridades reconocen que a pesar de todo el dinero gastado, los esfuerzos actuales solo interceptan el 13% de los embarques de heroína y un máximo del 28% de los de cocaína. De acuerdo con las Naciones Unidas, las ganancias de las drogas ilegales están tan infladas que tres cuartos de todos los embarques deberían ser interceptados con el fin de reducir de manera significativa lo lucrativo del negocio.

6.- Con la legalización se acaba el pretexto del Estado de socavar nuestras libertades con el fin de llevar a cabo esta guerra contra las drogas. Intervenciones telefónicas, allanamientos, registro de expedientes, censura y control de armas son actos que atentan contra nuestra libertad y autonomía como individuos. Si hoy en día las drogas son accesibles incluso en las áreas de máxima seguridad de las prisiones, ni siquiera convirtiendo a nuestros países en cárceles vamos a lograr mantener a las drogas fuera del alcance de aquellos que quieran consumirlas. Legalizando estas substancias evitaremos que los gobiernos conviertan a nuestros países en prisiones de facto.

7.-Legalizar las drogas desactivará la bomba de tiempo en la que se ha convertido Latinoamérica, especialmente países como Ecuador, Bolivia, Colombia y desde luego, México.

8.- legalización conducirá a que la sociedad aprenda a convivir con las drogas, tal y como lo ha hecho con otras sustancias como el alcohol y el tabaco. El proceso de aprendizaje social es sumamente valioso para poder disminuir e internalizar los efectos negativos que se derivan del consumo y abuso de ciertas sustancias. Sin embargo, políticas como las de la prohibición, al convertir a los consumidores en criminales, desincentivan la aparición de comportamientos y actitudes sociales necesarios para poder lidiar con los problemas de la adicción y el consumo tempranero de dichas sustancias.